Exención de IVA en ejecuciones de obras inmobiliarias

El nuevo supuesto de inversión en las ejecuciones de obra obliga al contratista o al subcontratista a emitir FACTURAS SIN IVA a empresarios o profesionales.

Con efectos desde el 31 de octubre de 2012, el artículo 5 de la Ley 7/2012 incorpora las siguientes modificaciones en la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (LIVA):

Ejecuciones de obra inmobiliarias: se añade una letra f) al artículo 84.Uno.2º para incluir un nuevo supuesto de inversión del sujeto pasivo cuando se trate de ejecuciones de obra, con o sin aportación de materiales, así como las cesiones de personal para su realización, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista que tengan por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones.

La inversión del sujeto pasivo será también de aplicación cuando los destinatarios de las operaciones sean a su vez el contratista principal u otros subcontratistas en las condiciones señaladas.

No afecta por tanto a los proveedores que no realicen en modo alguno ejecución de obra (proveedores que única y exclusivamente suministren materiales, alquileres, otros servicios, etc…).

Para que el empresario o profesional sea sujeto pasivo del IVA deben cumplirse todas y cada una de las siguientes condiciones:
- Que el devengo del IVA se produzca a partir del 31 de octubre de 2012 (inclusive).
- Que el cliente sea empresario o profesional.
- Por norma general las Administraciones Públicas no actúan con carácter empresarial salvo excepciones.

Si la operación no fuese una ejecución de obra en los términos señalados, la empresa o profesional deberían repercutir IVA en sus facturas como se venía haciendo hasta la fecha. Así, cuando el destinatario de la operación no sea un profesional o empresario, (particulares, entes públicos que no tengan la condición de empresario, etc.), este supuesto de inversión del sujeto pasivo no tendrá cabida.

 

 

El empresario que emita la factura sin IVA habrá de incluir un texto en la misma en el siguiente sentido: “Operación de inversión del sujeto pasivo de acuerdo al artículo 84.1.2º.f) de la Ley de IVA 37/1992. El empresario que recibe la factura, que autorrepercute el IVA, no tiene obligación formal de realizar una autofactura, aunque si imputar en sus registros contables la operación como si esta existiese y consecuentemente aparecerá una partida de IVA soportado y otra de IVA repercutido.

 

Consecuencias:

1.- Este giro normativo y sobre todo de procedimiento, puede incidir de una forma muy importante en aquellos empresarios cuyo volumen de facturación esté dirigido exclusivamente o en un porcentaje muy significativo a este tipo de ejecuciones de obra. Así, podrían ver como no recaudarían cantidad alguna en concepto de IVA repercutido, mientras seguirían soportando aquel que afecta directamente a sus compras, suministros, etc., produciéndose un estrangulamiento (todavía mayor) en su liquidez al no poder solicitar la devolución del impuesto hasta el cuarto trimestre del ejercicio económico. Éstos deberían valorar seriamente darse de alta en el Registro de Devolución Mensual (REDEME), realizar sus declaraciones de IVA (modelo 303) mensualmente (aunque añadiendo modelo 340 - Declaración informativa de operaciones incluidas en los libros registro) y poder solicitar las devoluciones mes a mes.

2.- Plantea un problema a las personas físicas que tributan por módulos puesto que están obligados a emitir las facturas sinIVA, pero tienen que seguir pagando una cantidad fija de IVA que tienen que ingresar a final de año independientemente de lo que facturen. El borrador de orden de módulos para 2013 no tiene en cuenta esta situación y las cantidades de IVA que aparecen en las tablas siguen siendo similares a las de 2012, pero con la subida proporcional por el aumento del tipo deIVA de septiembre 2012 (del 18 al 21 y del 8 al 10).

Dada la relevancia de este asunto, en este anexo se explica qué entiende Hacienda por obras de urbanización de terrenos, de construcción y de rehabilitación de edificaciones.

 

Información complementaria sobre reformas de viviendas:

Importante también significar que este artículo solo será de aplicación para las obras de urbanización, construcción y de rehabilitación, NO para las reformas de viviendas. Pero con el fin de completar esta información, en el anexo anterior también se detallan los requisitos que deben cumplir las obras de renovación y reparación de viviendas para que puedan tributar al tipo reducido de IVA del 10%. Cabe destacar que el coste de los materiales aportados por el empresario o profesional que realice la obra no puede exceder del 40 por ciento del coste total de la obra.